DSC_0057

Corpus Christi en Hinojos: Pinares camuflados de fiesta

Enclavado entre la frescura de sus pinares, este pequeño pueblo de la Comarca del Condado de Huelva suele pasar desapercibido entre sus pintorescos vecinos.

Discreto y recatado, Hinojos se precia de tener pequeñas joyas patrimoniales que merecen atención, aunque desde mi perspectiva su mayor atractivo es el carácter afable de su gente y la complicidad que durante siglos han creado con su entorno.

Dentro de los atractivos que podemos encontrar un día cualquiera en Hinojos están la Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor, construida en el siglo XV: un edificio fortaleza de estilo mudéjar sevillano y del que resaltan sus retablos barrocos. También está la ermita neoclásica de la Virgen de la Soledad y la ermita mudéjar del siglo XV (restaurada en el XX) de la Virgen del Valle, que es la patrona de Hinojos. La Casa Grande del siglo XIX o el Museo Harinera Santa Rosa, que sirve como centro etnográfico del pueblo, entre otros monumentos.

Sin embargo lo más emblemático de esta población es el fuerte vínculo que tienen con su patrimonio natural, en especial con los pinares, puesto que históricamente a través de la caza, la recolección y la explotación de los productos de los pinos (piñones, carbón, etc) han sido fuente de recursos durante los malos tiempos para la población y ahora también es un reclamo ecoturístico para el municipio.

Pero adentrémonos en el festejo del Corpus Christi, que es una de las más excepcionales manifestaciones culturales hinojeras, en la cual trasladan el entorno forestal que les rodea al interior del casco histórico del pueblo.

DSC_0014Cuando llegas al poblado aparentemente no pasa nada, todas las casas se ven aparentemente normales, pero conforme te acercas a la plaza principal, el aroma a romero, a juncia y a eucalipto te va rodeando paulatinamente, hasta que finalmente te encuentras que al final de algunas calles hay unos arcos vegetales que te transportarán a otro mundo.

Todo lo que has visto hasta ese momento cambia al cruzar el umbral, a partir de ahí puedes ver que todas las fachadas casi desaparecen pues están revestidas con follaje principalmente de eucaliptos y donde debería haber adoquines sólo hay romero y juncia.

Las vanos de las casas y las iglesias tienen hermosos e intrincados arcos hechos con flores, realizados con amorosa delicadeza, pues cada año hay una competencia para ver cuál es el más original.

DSC_0059 DSC_0023

En algunas casas y plazas principales se podemos disfrutar de alfombras hechas con serrín pintado y coloreado o con elementos naturales como hojas, piedras, arena y gravilla. A lo largo de las calles se colocan pequeños altares por donde pasará la procesión de la custodia, además los balcones se adornan con mantoncillos y flores.

DSC_0067La procesión se suele celebrar el domingo siguiente al Jueves del Corpus y la noche del sábado anterior hay una velada donde tienen lugar eventos culturales dirigidos a todos los públicos, aderezados de cervecita y tapas, por supuesto.

Esta una experiencia sensorial única que los invito a compartir. Es el regalo de la gente de Hinojos a nuestros cinco sentidos, es un viaje mágico a través de un bien patrimonial que surge del entusiasmo con el que las personas lo construyen cada año y cuyo origen se pierde en el velo del tiempo.

 

http://www.andalucia.org/es/eventos/corpus-christi-en-hinojos/

http://www.hinojos.es/es/

http://huelvapedia.wikanda.es/wiki/Corpus_Christi_(Hinojos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *