https://es.pinterest.com/mryjensen/artist-gerda-wegener/

La chica danesa

Con una cuidada estética preciosista, este filme con nominaciones a los premios Oscar de este año explora superficialmente las tortuosas relaciones del pintor danés Einar Wegener con su proceso de aceptación como transexual hacia su alter ego Lili Elbe, con su esposa Gerda y con la sociedad de principios de siglo XX en la que le tocó vivir.

Basado en el caso verídico de esta pareja de pintores daneses, la narrativa del director Tom Hooper nos va haciendo cómplices mudos de una historia que por intrincada termina sobre simplificando. Sustentándose en la versión novelada de los diarios del propio Einar/Lili realizada por el escritor David Ebershoff, la guionista Lucinda Coxon se ve en aprietos al intentar trasladar los íntimos conflictos de los personajes al lenguaje cinematográfico, porque aunque el personaje protagónico es el nacimiento Lili Elbe y su importancia histórica como símbolo de los derechos de los transexuales y transgénero, debió ser muy difícil para la producción dejar en un segundo plano la personalidad liberal de Gerda Wegener. En realidad a este material se le podrían dar infinidad de lecturas y abordar desde diferentes ángulos.

http://addictedtoeddie.blogspot.com.es/2015/12/eddie-redmayne-and-tom-hooper-q-at-ace.html

Para ser justos vamos a partir de la premisa de que esta película refleja la visión de un creador respecto al tema, es decir que no es correcto criticar su perspectiva, porque si la alterase entonces simplemente el resultado sería una obra completamente distinta. No obstante hay algunas cuestiones que no quedan del todo claras y que sí son importantes para la adecuada apreciación de la historia.

Primero que nada: el paso del tiempo. Cuando se da el detonante que provoca los primeros cambios en Einar es alrededor de 1913 y para cuando termina la película es 1931, han pasado casi 20 años sin apenas reflejarse en la faz de los protagonistas, el vestuario y la ambientación; en lo personal cuando vi la película sin tener referencias previas pensé que habrían pasado unos seis u ocho años a lo sumo y eso en la narrativa es un problema porque no permite entender en su magnitud la complejidad de los personajes y sus comportamientos.

Gerda1

Por otra parte, a nivel histórico es importante entender que lo que pretendía el equipo de médicos, condensados por cuestiones de comprensión en la figura del dr. Magnus Hirschfeld, no era simplemente un cambio de sexo como lo entendemos hoy en día, ellos intentaron alcanzar una proeza médica: convertir a Lili Elbe en una mujer completa en todos los sentidos al trasplantarle ovarios y una matriz funcional, sería esta última operación la que la llevaría a la muerte, esto sólo se insinúa someramente en la película. Finalmente en el film se plasma un proceso de transformación intimista, concentrado en la pareja y un grupo de amigos que estaban enterados, cuando en la realidad fue un escándalo mediático de la época, al grado en que en 1930 el rey de Dinamarca anuló públicamente el matrimonio Wegener después de que a Einar le extirparan los genitales, lo cual es relevante por la presión social a la que los personajes centrales se encuentra sujetos.

http://addictedtoeddie.blogspot.com.es/2015/12/eddie-redmayne-and-tom-hooper-q-at-ace.html

Dejando de lado estas imprecisiones históricas, de los mayores aciertos de la película son la fotografía y la música, la manera en la que Danny Cohen juega con la luz creando planos luminosos, otros íntimos y excepcionales juegos de contraluz acoplados a la conmovedora partitura escrita por Alexandre Desplat ayudan al espectador a vincularse sentimentalmente con los conflictos emocionales de los protagonistas. Otro logro especial son las reproducciones de los cuadros de Gerda, pues están muy acordes con su estilo, totalmente entonado en la transición al Art Decó. Asimismo considero que un material que podría haberse ido hacia lo tremendista por el acoso de la comunidad psiquiátrica que pretendía tratar con lobotomías la transexualidad y lo primitivo de las intervenciones quirúgicas a las que fue sometid@, se convierte en una celebración a la vida y a la libertad de decidir tu propia identidad.

El trabajo de Eddie Redmayne es el claro ejemplo de un actor sólido que cuida los proyectos en los que participa, paulatinamente va bordando la metamorfosis de un tímido e introvertido pintor a una delicada mujer, consiguiendo que prácticamente olvidemos su género, lo cual actoralmente es muy complicado porque existe la tendencia a representar a las personas trans bajo los clichés de los homosexuales afeminados.

Por su parte Alicia Vikander logra plasmar la lucha interna de Gerda, siempre fluctuando entre el dolor de ver como el hombre del cual se enamoró se desdibuja perdiendo todas las cosas en común que los unían y una especie de admiración al ver como su musa va surgiendo desde sus pinturas al mundo tangible.

http://www.theguardian.com/lifeandstyle/2015/sep/28/gerda-einar-wergener-danish-girl-trans-painter

Con sus más y sus menos, esta es una película que merece la pena ver y aún más, creo que es un excelente medio para que las personas se sensibilicen ante la realidad de la comunidad transgénero y transexual desde una historia que conmueve e invita a querer saber más sobre la historia real de ambos protagonistas.

http://www.abc.es/cultura/arte/abci-museo-rescata-pintora-gerda-wegner-y-esposo-y-musa-chica-danesa-201601161941_noticia.html

https://revistas.inah.gob.mx/index.php/antropologiasexual/article/view/573

http://uk.arken.dk/exhibition/gerda_wegener/

http://www.historyvshollywood.com/reelfaces/danish-girl/

 

3 Comments

  • Buenas noches, por fin he visto esta película. Lamento decir que no me gustó nada por las siguientes razones:

    1.- En la primera parte de la película, la estética hace que todo parezca un larguísimo anuncio de Ikea. Entiendo que la decoración nórdica debe primar dentro de la película, pero es que solo le faltaba el tapetito de la república independiente de etcétera para acabar de despistar del todo.

    2.- La protagonista no me convenció en absoluto. Supongo que la caracterización y el maquillaje impidieron que me creyera que Gerda vivió en los años veinte y treinta, porque yo la veía como una hipster en su casa decorada con Tiger e Ikea, en lugar de trasladarme dentro de la historia.

    3.- Tal y como señalas, la exposición de estos hechos se hace de forma superficial e indolora. Se omite el detalle de que Lily era una ligona y que recibió un par de proposiciones matrimoniales. Se evita decir que murió a causa de un trasplante fallido de útero y ovarios y también se pasa por alto que aquello fue un escándalo. Si a alguien le importa, que sepa que Gerda se volvió a casar con un militar italiano MUY macho.

    La película es muy cuqui y lacrimosa, con la buena intención de querer visibilizar al colectivo trans y la historia de esta pareja. Por desgracia, en las reivindicaciones se les han adelantado TransAmérica (película de 2007) y Orange is The new black (serie que va por su cuarta temporada), donde se visibiliza de una forma mucho más realista los problemas que tienen aquellas personas con reasignación de sexo. Hay unas cuantas películas y documentales más, pero estas dos están bastante bien hechas y no apelan en vano a la sensiblería ni a la estética para colarte un producto flojo pintado de purpurina.

    Gracias por tu reseña, está muy bien hecha y perdón por el rollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *