800px-Cerro_Colorado,_Rio_Tinto

Río Tinto: entre la bruma de la historia y brillantes paisajes interplanetarios

La suerte quiso que esa fría mañana invernal la niebla y un infinito manto de llovizna le dieran un cariz casi fantasmagórico a mi primer encuentro con la cuenca minera de Río Tinto.

Recorríamos el oscuro camino asfaltado sobre un fondo blanquecino que de vez en cuando nos permitía divisar un fino hilo líquido rojo sangre dividiendo el paisaje. Mientras tanto, dentro del coche esperábamos que el sol despejara un poco el ambiente para poder apreciar lo que no paraban de decirnos serían unas impresionantes vistas.

IMG_7645 copia

La región onubense que acuna el nacimiento del Río Tinto, que debe su nombre y su color principalmente al óxido de hierro que contienen sus aguas, ha tenido una explotación minera desde la época tartésica contemporánea a los fenicios, luego llegaron los romanos y así hasta nuestros días, en los que después de catorce años se han vuelto a reabrir algunas de las minas para la extracción de cobre y hierro, pero ¿qué pasó en esos catorce años?

Durante los últimos años de la década de 1980 y los primeros años de la década siguiente, a causa de los bajos precios del cobre las minas se vieron en la necesidad de cerrar dejando a muchas familias sin una forma de vida alternativa, puesto que las tierras no son aptas para el cultivo debido a la concentración de minerales. Así fue cómo surgió la iniciativa de crear primero un Museo Minero en el que se expusieran los hallazgos arqueológicos rescatados en la comarca y que supusiera una opción para los pobladores a partir de poner en valor su patrimonio.

IMG_7706 copia

Llegamos al antiguo hospital inglés en el que se aloja el museo abriéndonos paso entre el velo que se resistía a ceder ante el sol. Fuimos recibidos para una animada visita guiada en la cual pudimos ver desde minerales, restos romanos, hasta el vagón del Marahá originalmente creado para la reina Victoria de Inglaterra y que después fue adquirida por la Río Tinto Company Limited, empresa inglesa a la que se le concesionó la explotación de las minas desde el siglo XIX hasta 1965.

P1120139 copia

P1120137 copia

P1120129 copia

La presencia inglesa ha marcado profundamente a la zona, el Barrio de Bellavista a tan sólo unos pasos del museo es un claro ejemplo de ello. Erigido inicialmente para las familias de los ingenieros ingleses, este lugar cuenta con la que se presume la primera cancha de tenis de España, un acogedor Pub tradicional inglés con sillones de cuero y la Casa 21, que es parte del recorrido que ofrece el Parque Minero, en ella se puede ver cómo vivían los ingleses a principios de siglo, lo enternecedor es que muchas de las piezas que se pueden apreciar fueron donadas por los antiguos habitantes del barrio.

IMG_7827 copia

IMG_2953 copiaIMG_2930 copia

IMG_2920 copia

Nuestro día continuó primero hacia la Peña del Hierro, desde cuyo mirador pudimos ver como la antigua mina a cielo abierto había quedado inundada por un líquido tan impenetrablemente rojo que aunado al escenario invernal parecía una película de terror.

IMG_7852 copia

IMG_7837 copia

Después fuimos al mirador desde el que usualmente se puede ver el Cerro Colorado con vistas sólo disponibles en películas de ciencia ficción, pero pese a sus dimensiones simplemente el tiempo se reusó a permitirnos apreciar las maravillas del paisaje.

Ese día contrastaron el clima helado con la calidez de las personas que nos recibieron.

El destino quiso que meses después tuviera la oportunidad de regresar y simplemente no podría haber sido más diferente. El principio del verano me acogió con cielos abrumadoramente azules y un sol radiante que contrastaban con los colores de la tierra, la vegetación y el agua, esa agua que ahora parecía mucho menos intimidante y definitivamente más festiva.

IMG_3070 copia

Aparte de volver a visitar el museo y la Casa 21, tuve la oportunidad de experimentar la Peña del Hierro desde una perspectiva totalmente distinta. Para empezar en esta ocasión el agua parecía más una barrica llena de vino, pero el recorrido por el interior de uno de los túneles de la mina resultó ser una vivencia ensimismante y abrumadora, pues desemboca justo al pie de esa laguna roja custodiada por las paredes cortadas, manchadas de mineral de hierro, copada por pequeñas pinceladas verdes y luego sólo el cielo, de un azul intenso. Esta panorámica hace que la frase “nacidos de las entrañas de la madre tierra” cobre un significado muy literal.

IMG_2860 copia

IMG_2865 copia

IMG_2869 copia

Posteriormente hice el recorrido del Ferrocarril Minero, una de las principales atracciones, pues con locomotoras antiguas restauradas recorren las antiguas vías que enlazaban a la Cuenca Minera con el Puerto de Huelva donde se embarcaban los minerales extraídos. En verano funciona con una locomotora de diesel, así que disfruté del paseo y las explicaciones en el vagón exterior, recorriendo tanto paisajes casi de ciencia ficción hasta apacibles bosques, siempre siguiendo al río como guía. Tengo pendiente un reencuentro con este mágico paraje en la locomotora de vapor que funciona en temporada invernal.

IMG_3033 copia

IMG_3000 copia

Finalmente regresé al mirador de Cerro Colorado y simplemente me dejé llevar por el espectáculo de su horizonte comparable sólo con los panoramas marcianos de los documentales.

Panoramica_Minas_de_Riotinto_2_Panoraview

Actualmente aparte de los alojamientos de toda la vida, se han abierto dos casas para alquilar en el Barrio de Bellavista, para vivir una experiencia aún más completa.

El Parque Minero de Rio Tinto no es sólo un cúmulo de experiencias que te tocan profundamente, desde el clásico romanticismo del Barrio de Bellavista, el Museo Minero que sabe dosificar sus “encantos” para mantener el interés del visitante, la vivencia mística de Peña del Hierro, hasta el recorrido histórico por el Ferrocarril Minero, es más, mucho más; significa la fuerza de un pueblo que en su afán por salir adelante ha sabido reinventarse poco a poco a paso firme, sustentando su cambio en sus orígenes.

Nota: Salvo para el Barrio de Bellavista, es indispensable llevar un vehículo para moverse a los distintos puntos de la visita.

Parque Minero de Riotinto

Riotinto Victorian House

Old England House

Riotinto, tarta de zanahoria para extraterrestres

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *